1 PEDIDO DE ATENCIÓN DE LOS CRUCEÑOS Y REACCIÓN AGRESIVA DE LOS ANDINO CENTRISTAS GOBERNANTES BOLIVIANOS


MANIFIESTO DE 1868.


MANIFIESTO AL GOBIERNO, AL CONGRESO Y A LA NACIÓN – SANTA CRUZ DE LA SIERRA 23 DE SEPTIEMBRE DE 1868


En 1868 el presidente militar Mariano Melgarejo comienza con Brasil la definición de límites al este del país, definición que afectaba de sobremanera la posibilidad de una salida viable al océano Atlántico, por aquellos años no existía carretera ni ferrocarril que comunicara la ciudad de Santa Cruz con la frontera, dejando entrever la poca visión del gobernante andino que al igual que sus antecesores y predecesores solo conciben el país con salida por el océano Pacífico. (1)

La ciudad de Santa Cruz de la Sierra al igual que en tiempos de la colonia basaba su economía en la producción agrícola y ganadera con la que abastecían de productos a las ciudades andinas de Bolivia además del norte argentino.

REVOLUCIÓN FEDERAL LIDERADA POR ANDRÉS IBAÑEZ

Funda en fecha indeterminada el Club ( o partido) Igualitario con el propósito de aglutinar a sus seguidores reclutados principalmente entre los artesanos urbanos.

El Abogado y político cruceño Andrés Ibáñez, es designado como gobernador el 2 de octubre de 1876 en un cabildo popular. Debido a las inestables relaciones entre el gobierno central del presidente Daza y el gobernador cruceño, el 25 de diciembre de 1876 proclama el Estado Federal, creándose la Junta de Gobierno; que duró hasta marzo de 1877 por entonces Santa Cruz tenía solo 15 mil habitantes.

Andrés Ibáñez gobernó poniendo en práctica su programa igualitario, las proclamas del gobierno regional son ya abiertamente federalistas. La Proclama de la Junta Superior Federal del Oriente reza (Una era de paz, igualdad y fraternidad se abrirá a través de cuantos obstáculos le presente la centralizadora y tiránica forma de gobierno unitario).

El primero de mayo de 1877 muere este luchador cruceño quien es capturado con la ayuda de colaboracionistas cruceños (Quinta columnistas) por el Ejército Boliviano y por mandato directo del Presidente Hilarión Daza, siendo fusilado junto a tres patriotas como fueron el Coronel Tueros, el Teniente Coronel Prado y el Capitán Valverde en San Diego, cerca de San Matías, en las proximidades de la frontera con Brasil.

LA REVOLUCIÓN DE LOS DOMINGOS


ORDEN GENERAL DE LA JUNTA DE LOS ESTADOS FEDERALES DEL ORIENTE DADA EN EL “CUARTEL GENERAL DEL EJERCITO FEDERAL”. SANTA CRUZ, FEBRERO 3 DE 1891


“El 2 de enero de 1891 estalló en Santa Cruz de la Sierra una revolución federal acaudillada por el Coronel Domingo Ardaya; se constituyó la Junta Gobernativa Federal del Oriente, compuesta por Domingo Ardaya, Domingo Avila y Angueta Toledo, Oficiaba de Secretario General de la Junta, Jerónimo Otaza.” (2)

domingo
Este movimiento insurreccional se produjo en un contexto de crisis económica regional debida a la construcción de los ferrocarriles e el occidente del país que permitían internar a mejor precio desde Chile y luego Perú, los productos que antes se llevaban desde Santa Cruz, (Principalmente azúcar, arroz y alcohol). Asimismo, el inicio del auge de la goma (1880 – 1915) había generado una dramática escasez de mano de obra en las haciendas cruceñas, la junta federal para enfrentar la situación, redujo los impuestos sobre el azúcar y tendió a reglamentar los “enganches” de trabajadores destinados a las zonas gomeras. (3)

Asimismo en un gesto de desafío al Estado Central la junta emitió sus propios billetes y organizo una pequeña fuerza armada que después de unas cuantas escaramuzas fue derrotada por las tropas mandadas por el presidente Aniceto Arce a reprimir la sublevación.

¿Como explicar la reticencia de la élite cruceña de apoyar a los “Domingos”?

Posiblemente una mayoría de ella compartía el espíritu del reclamo de los sublevados por la aflictiva situación regional que se veía venir, pero disentía de sus métodos radicales, atrapados entre el caudillismo castrense y la poblada populista. Prefería posiblemente una acción mas cauta y concertada con el gobierno que un rompimiento violento, riesgoso y sin mayores perspectivas de triunfo.

El temor y el recuerdo de la plebe “igualitaria” y federalista que acompañara a Andrés Ibáñez era motivo suficiente para disuadir a muchos. … aunque externamente estuvieran dispuestos a renegociar, incluso con fuerza, sus relaciones con el Estado Central, o simpatizaran con el federalismo, las élites de propietarios no estaban dispuestas tampoco, a título de él, a abrirse un peligroso frente interno cuyas consecuencias eran para ellas imprevisibles.

No puede descartarse en ningún caso que una parte de ella, principalmente los comerciantes importadores que negociaban con productos de “ultramar”, no asumieran que el nuevo contexto de franca apertura hacia el mercado exterior les habría de deparar múltiples satisfacciones económicas y, por lo tanto, decidiera ponerse en contra de los “Domingos”. (4)

MEMORANDUM DE 1904

SANTA CRUZ SEPTIEMBRE DE 1904, DIRIGIDO AL H. CONGRESO Y LA NACIÓN SOBRE LAS VENTAJAS DEL FERROCARRIL ORIENTAL


Como se mencionó anteriormente Santa Cruz exportaba su producción agrícola a las ciudades andinas, pero, en el acuerdo concretado con Chile en 1904 posterior a la Guerra del Pacífico uno de los puntos trataba de la construcción del tramo ferroviario que uniría los puertos de aquel país con las ciudades altiplanicas de Bolivia por donde saldría el mineral de las minas e ingresaría mercadería a estas ciudades quitando a Santa Cruz el lugar donde vender su producción. (4)

A raíz de esto es que la Sociedad de Estudios Geográficos e Históricos de Santa Cruz emite el extenso “Memorándum” bastante detallado por cierto, donde entre otras cosas pedía que la vía férrea llegara hasta Santa Cruz para poder aspirar a un desarrollo económico que tanto necesitaba.

He aquí algunos fragmentos:

“El único ferrocarril verdaderamente nacional, por sus ventajas políticas y económicas, es el que arranque del rio Paraguay o del Pilcomayo, pase por Santa Cruz y remate en Cochabamba o Sucre, desde donde pueden extenderse los ramales que se quieran.

No son los departamentos del Beni y Santa Cruz los únicos que constituyen el Oriente boliviano, también forman parte de el los de Chuquisaca y Tarija.

Pedimos ferrocarril porque tenemos derecho a pedirlo, no para beneficio del Oriente, sino para el bienestar general de la República; porque nuestra conciencia y buena fe nos obliga a demostrar la verdad descorriendo el velo provincialista que cubre los ojos de nuestros compatriotas del Occidente”.

MANIFIESTO DEL PARTIDO REGIONALISTA. SANTA CRUZ 28 DE NOVIEMBRE DE 1920

FERROCARRIL O NADA


Entre algunos de sus principales puntos pedía: La inmediata vinculación de Santa Cruz con la construcción del tramo ferroviario Santa Cruz – Cochabamba, “contemplando su prolongación hasta un punto navegable que establezca la vinculación con el Beni”. Gestionar la construcción del ferrocarril entre Yacuiba y Santa Cruz. La protección de la producción local ante el avasallamiento de producción extranjera. Reclamar al gobierno central por tomar dinero destinado para la construcción de la vía férrea entre Cochabamba y Santa Cruz que estaba siendo destinado para pagar un crédito que el gobierno boliviano contrajo con el gobierno estadounidense. (5)

Ante la irrenunciable necesidad de ferrocarril Cochabamba – Santa Cruz, la consigna “FERROCARRIL O NADA”, fue la que se agitó durante ese periodo turbulento, en que el Gobierno de La Paz, mandaba a gobernar a Santa Cruz elementos cuyo único fin era el de reprimir violentamente las manifestaciones de descontento del pueblo cruceño, iniciadas con una gran huelga estudiantil en 1920, ante la crisis económica desesperada por la cual se atravesaba.


“El Concejo Municipal emplazó al ejecutivo nacional al cumplimiento de 5 puntos contenidos en la Resolución que fue entregada al Prefecto para ser elevada al presidente Saavedra. (6)

1. Derogación de la Ley de Carretera Cochabamba-Santa Cruz.
2. Reintegración de los fondos del ferrocarril Cochabamba-Santa Cruz y depósito seguro de los mismos en un banco.
3. Vigencia de la ley del Ferrocarril Cochabamba-Santa Cruz y licitación inmediata de propuestas.
4. Libertad para efectuar a cualquier hora y sin presión de fuerza, reuniones de pública protesta para velar por el feliz éxito de la gestión ferrocarrilera.
5. Renuncia del Prefecto del Departamento y del Rector de la Universidad, Drs. José Gil Soruco y Antonio Zabala.

Las prisiones y destierro estuvieron a la orden del día durante más de tres años, situación que culminó con la revolución de Santa Cruz en 1924 que fue sofocada por el gobierno de Saavedra. (7)

El presidente Saavedra envía a Santa Cruz un fuerte destacamento militar al mando del General Hans Kundt, para que controle la ciudad, el gobierno utilizo los fondos destinados al ferrocarril para financiar la expedición militar al oriente. (8)


IR A LAS FUENTES